5 Motivos de declive en el ciclo de vida de un producto

ciclo de vida de un producto

 

La fase de declive llega a todos los productos, salvo que tengan unas características específicas. Sin embargo, hay unos motivos concurrentes que suelen originar esta fase, algo que vemos muy a menudo. Por tanto, hemos decidido exponer los 5 motivos más repetidos que ocasionan la fase de declive en el ciclo de vida de un producto ¡Arrancamos!

Obsolescencia

Este es el más común de todos y llega cuando el producto no puede ofrecer más, a lo que se suma la aparición de productos que mejoran las características de éste. Este motivo o causa de declive es el que más se repite en ciertos sectores como la tecnología, informática, telefonía; todo lo que tenga que ver con un aparato electrónico.

Es, prácticamente, imposible evitar esta fase, ya que la tecnología se desfasa en poco tiempo porque es un mercado que está en permanente evolución y la innovación está al orden del día.

Saturación

El producto puede seguir funcionando perfectamente y cubrir las necesidades de los consumidores; sin embargo, hay demasiada oferta de este producto, lo que causa una saturación de mercado.

Esta saturación trae como consecuencia el declive de un producto porque no hay demanda fáctica o real sobre el mismo, ya que hay mucha competencia y las empresas no se pueden repartir el pastel entero, quedando migas para unas y trozos para otras.

Mala gestión

La mala gestión es más usual de lo que parece, ya que el producto tiene unas características que no se han sabido explotar correctamente. A veces, tenemos ante nosotros un producto que puede dar mucho de sí, pero las empresas que lo ostentan o producen no saben sacarle provecho o “venderlo” al consumidor.

La consecuencia directa es la desaparición del mismo que suele empezar con los productos descatalogados y terminar por el 0 soporte que el fabricante les da.

Empeoramiento

No tiene por qué ser una mala gestión, sino una equivocación. No se trata de no ver el potencial del producto, sino de empeorarlo sin motivo aparente. El ejemplo típico es el de querer abaratar costes y seguir vendiéndolo al mismo precio, con un packaging de menor calidad y con menos accesorios adicionales.

Este empeoramiento se suele producir en la fase de madurez, en la cual la empresa se siente cómoda y quiere dar el bombazo del siglo, algo que se revierte contra ella.

Otras razones

Razones que, combinadas, se “cargan” un producto. Véase como una mala acción de marketing, una promoción equivocada que empeora la imagen de la empresa y, por ende, la del producto. También, pueden ser razones de mala imagen por implicación en escándalos como blanqueo de dinero, corrupción o mala imagen de los empresarios.

El producto puede ser excepcional, pero la imagen de la empresa hace que desaparezca.

2018-10-06T13:44:45+00:00